¿Qué pasa con la pensión del pensionista fallecido?

Son cerca de 30.000 las pensiones cifradas por el Tribunal de Cuentas, órgano fiscalizador de la gestión económico-financiera del sector público, realizadas a pensionistas ya fallecidos durante el año 2014, un asunto que desde el Consejo General de Habilitados de Clases Pasivas abordamos mediante un artículo de opinión en el que se manifestaba nuestra inquietud respecto a las irregularidades producidas con la pensión de los pensionistas fallecidos y la necesidad de establecer mecanismos de control más eficaces. Se trata de una información cuyos datos cuantitativos arrojan unas cifras de gasto de 300 millones de euros al año, lo que supone 25 millones mensuales.

¿Cómo es el control que se realiza? ¿Que mejora habría que incluir para alcanzar los niveles necesarios de eficiencia? ¿Qué tipo de responsabilida existe para aquellos que actúan de manera negligente disponiendo de una pensión que no le corresponde o no informando adecuadamente del fallecimiento de un pensionista? Muchas son las preguntas que se nos plantean sobre la problemática de esta cuestión.

Si bien la Seguridad Social no comparte las afirmaciones del Tribunal de Cuestas sobre ello, destacando que el cruce de datos de defunciones es diario, y por tanto el margen de error es muy pequeño, sí afirman, por el contrario, que existen recursos humanos escasos destinados a la gestión de éstos asuntos, pues se otorga prioridad al reconocimiento y mantenimiento de las prestaciones.

Esta información se enmarca en un análisis realizado por el Tribunal de Cuentas mediante el “Informe de fiscalización de los procedimientos de gestión y control de los deudores por prestaciones del Instituto Nacional de la Seguridad Social, ejercicio 2014”, aprobado en pleno el pasado 21 de julio.

El informe se pronuncia singularmente sobre tres líneas de actuación: la detección de los deudores por cobros indebidos de prestaciones; la tramitación de los deudores por cobros indebidos de prestaciones; y la recuperación de la deuda por cobros indebidos de prestaciones.
El documento concluye con un conjunto de recomendaciones dirigidas tanto a la Intervención General de la Seguridad (IGSS), órgano de dirección y gestión de la contabilidad de las entidades que integran el sistema de la Seguridad Social, como al Instituto Nacional de Seguridad social (INSS), entidad Gestora de la Seguridad Social que gestiona y administra las prestaciones económicas del sistema de la Seguridad Social.

En cuanto al INSS, el Tribunal recomienda:

• Dar un tratamiento único a los pagos indebidos en la prestación de incapacidad temporal

Mejorar la eficacia y eficiencia de los procedimientos de gestión y control de los cobros indebidos, mediante las siguientes actuaciones: entre otras, las siguientes actuaciones: elaborar un manual de gestión de cobros indebidos de prestaciones; diseñar una aplicación informática integral para todas las direcciones provinciales; analizar si los recursos humanos y materiales disponibles para la gestión de los cobros indebidos, entre otras.

Desempeñar en materia de control del fallecimiento de beneficiarios de una pensión las siguientes actuaciones: analizar los supuestos de coincidencia de pensionistas que figuran como fallecidos en la base de datos del INE, con el fin de depurar la base de datos de perceptores y de evitar situaciones de pagos indebidos; verificar los supuestos de pensionistas que figuran en nómina y cuyo posible fallecimiento no figure ni en la información remitida diariamente por la Dirección General de los Registros y del Notariado ni en la mensual del INE, e instar a las entidades financieras a que efectúen un control de vivencia de los pensionistas y que remitan la correspondiente comunicación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies