Pensiones, funcionarios y equiparación salarial. Los compromisos del nuevo Gobierno

El último Consejo de Ministros del año, ponía fin a 2019 con el anuncio de la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, de mantener congelada la subida de las pensiones hasta la formación de un nuevo Ejecutivo. Durante la sesión, se procedió a su vez, a la aprobación de un Real Decreto-Ley relativo a medidas en materia tributaria, catastral y de seguridad social, mediante el que se formalizaba el compromiso del Gobierno a llevar a cabo el alza de las pensiones en un 0,9% durante este 2020. La decisión tomada por Pedro Sánchez termina así con la revalorización automática del 0,25 % que, se llevaba aplicando a las pensiones (siempre y cuando el sistema se encontrara en déficit), desde la entrada en vigor de la Ley 23/2013, de 23 de diciembre, reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social, aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy.

A pesar de que la entrada del nuevo año no ha traído todavía la subida que los pensionistas esperaban, desde Moncloa han querido llamar a la calma, asegurando que la medida figurará con fecha 1 de enero independientemente de que la ley que lo regule sea aprobada más tarde, con el fin de que los derechos de los pensionistas no se vean afectados. La constitución del nuevo gobierno de coalición durante la mañana del 7 de enero, tras llevarse a cabo la investidura de Pedro Sánchez, facilita la posibilidad de que la nueva ley que ligue las pensiones al Índice de Precios al Consumo (IPC) sea aprobada por el nuevo Consejo de Ministros (primero del año y de la nueva legislatura) que tendrá lugar durante la mañana del próximo viernes 17 de enero.

En el mismo punto de espera, se encuentran a su vez los empleados públicos, desde que a finales del año pasado se les prometiera una subida salarial del 2%, (un incremento al que también se le podría añadir un 0,3% de fondos adicionales) una vez constituido en enero el nuevo gobierno. La medida se encuentra recogida dentro del II Acuerdo para la mejora del empleo público, aprobado por el Ministerio de Función Pública y los sindicatos UGT, CSIF y CC.OO, en el año 2018. Al igual que ocurriría con las pensiones, el alza de los salarios públicos tendría un carácter retroactivo con fecha 1 de enero, tal y como adelantó el equipo de Pedro Sánchez durante el pasado mes de diciembre.

La incertidumbre política de los últimos tiempos también ha afectado a Guardia Civil y Policía Nacional, repercutiendo negativamente en la aplicación de los tramos establecidos para lograr la equiparación salarial acordada por el Ministerio del Interior en el año 2018. El nuevo año comienza para el colectivo sin percibir el tercer tramo de la equiparación salarial, una situación que parece que seguirá siendo así hasta la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2020. Sin embargo, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, no son los únicos afectados por la consecución de la equiparación salarial, es el caso de los militares, quienes desde hace años siguen esperando la mejora de su retribución salarial, que confían que pueda llegar a formalizarse durante el transcurso de este año.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies