Las mujeres con hijos tendrán derecho a una subida en su pensión pero algunas quedan fuera

Envejecimiento y baja natalidad en España. Se trata de uno de los mayores e inaplazables retos a los que ha de enfrentarse el Gobierno español:. ¿El motivo? Garantizar la sostenibilidad y el futuro de nuestro Estado del Bienestar.

Esta es una de las principales razones por las que el pasado 14 de mayo se aprobaba en Consejo de Ministros el Plan Integral de apoyo a las familias 2015-2017. Se pone en marcha con el fin de mejorar la protección de las familias contando con una dotación de 5.400 millones de euros en el primer ejercicio.

Entre las medida más destacadas se encuentra la anunciada por el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, quien manifestaba la intención de proponer a la Comisión del Pacto de Toledo la posibilidad de aumentar hasta un 15% las pensiones contributivas (de jubilación y viudedad principalmente), de las mujeres trabajadoras que tengan dos o más hijos.

El complemento consistiría básicamente en un incremento de 5% de las pensión para aquellas madres que tengan 2 hijos, de un 10% para aquellas que tengan 3 hijos y hasta un 15% para aquellas que tengan cuatro o más hijos. De esta manera se pretende reconocer la labor de las madres y su contribución “demográfica” a la sociedad, también apoyar la maternidad y la natalidad.

Según Alonso, se verán beneficiadas por la medida 123.357 mujeres, lo que representa un complemento de 30 euros al mes por madre (en 14 pagas), es decir, un total de 420 euros al año.

Diferencias entre el sistema de Clases Pasivas y el de la Seguridad Social

Al parecer la medida, que aún ha de ser presentada al Pacto de Toledo y que entraría en vigor el día 1 de enero del 2016, sería aplicable al régimen de la Seguridad Social pero no al régimen de Clases Pasiva (funcionarios civiles y militares). Los pensionistas pertenecientes a la Seguridad Social superan los 9 millones, en de clases pasivas, es de algo más de 600.000 pensionistas.

Se plantea José Manuel Adán, Economista e Inspector de Finanzas del Estado, en un reciente artículo de opinión «Pensiones de Clases Pasivas: discrimina que algo queda», las razones por las que se discrimina a los pensionistas procedentes del sistema de Clases Pasivas en relación con los procedentes de la Seguridad Social, y apunta que la diferencia de la pensión mensual entre un pensionista procedente de Clases Pasivas y otro del Régimen General de la Seguridad Social puede llegar fácilmente a los 550 euros. Se lamenta el autor de que muchas medidas tomadas por el Gobierno acaban repercutiendo negativamente en los funcionarios del Estado.

En la aprobada el pasado 14 de mayo, parece que se olvidan de mejorar las pensiones de las mujeres pertenecientes al régimen de clases pasivas, pero hay otras medidas semejantes que siguen un patrón parecido, como es la recogida por la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social, en la que se establece un abono de días cotizados por cada hijo para las mujeres trabajadoras que dejaron de hacerlo en beneficio del cuidado de los hijos memores, cuando los tuvieron. Sin embargo, en el supuesto de las madres trabajadoras pertenecientes al régimen de clases pasivas, no ocurre lo mismo.

A pesar de que la aprobación del Plan Integral de Apoyo a las Familias es una medida de gran interés por su apoyo de carácter social, éste cuenta con importantes lagunas. Si realmente lo que pretende el Gobierno es mejorar las pensiones de las mujeres, no se entiende el motivo para que no se aplique en ambos regímenes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies