Experta anima a derribar la visión de los mayores como “receptores de recursos” y “grupo inactivo”

Las personas mayores no son “sólo receptores de recursos” ni un grupo “inactivo, improductivo, incapaz de generar riqueza y dependiente”, ha recordado este lunes la directora de la unidad de Investigación de Acción Familiar, María Teresa López López.

Así lo ha señalado durante la celebración, con motivo del Día Europeo de la Solidaridad Intergeneracional, de la I Jornada de Buenas Prácticas Intergeneracionales, donde ha precisado, con datos de un estudio realizado por Acción Familiar, que los mayores “transfieren” los recursos que reciben en forma de “tiempo y cuidados”.

Además, ha hecho hincapié en que “no somos conscientes” de que “todos somos dependientes en algún grado”. La dependencia a la que alude López puede ser, ha explicado, económica o afectiva. En esta línea, la experta ha lamentado que la dependencia no se trate de la misma manera en un bebé que en un anciano. “Se cree que es fragilidad”, ha resumido.

López ha centrado su intervención en la defensa de la aportación que las personas mayores pueden hacer en la sociedad y ha centrado el asunto de la solidaridad intergeneracional en la que sucede en la familia. A su juicio, “las personas mayores no son una carga y contribuyen al enriquecimiento de la familia y la sociedad”.

España es, después de Japón, el país con una esperanza de vida más elevada del mundo. En concreto, la esperanza de vida se sitúa en 80,5 años en el caso de los hombres y 86,3 en el de las mujeres, según el Instituto Nacional de Estadística. El aumento de la esperanza de vida “es un privilegio”, ha valorado López, que ha precisado que una característica “especial” de esta subida es que “la familia tiene mucha presencia en España, actúa como red de protección y apoya al Estado de Bienestar que tenemos”.

El papel predominante de la familia en la sociedad española, “que proporciona bienes materiales y bienes relacionales, como el afecto o el apoyo”, según la experta, conlleva asimismo el “aumento del número de años que las personas mayores ejercen su papel en las familias”. En referencia a los bienes relacionales concretos que transfieren las personas mayores a las familias, López ha destacado el “apoyo afectivo que los abuelos dan a los nietos” y que proporcionan a los individuos un “vínculo con sus raíces”.

Cambios familiares

El aumento de la esperanza de vida de la sociedad española va acompañado de una disminución en las tasas de natalidad, ha indicado López, que ha criticado que se considere a las pensiones “el único problema del envejecimiento”.

“El miedo a no poder pagar las pensiones es lo que preocupa al Estado del envejecimiento, pero esta situación ocasiona cambios en los entornos familiares”, ha insistido la también profesora honorífica de la Universidad Complutense de Madrid. La solución al envejecimiento pasa, ha desvelado López, por que “se permita a los jóvenes tener hijos”.

Más información: ABD ONB

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies