España cuenta con dos trabajadores por cada pensionista

La ratio trabajador – pensionista ha variado mucho en los últimos años por diversos motivos, el aumento de la inmigración, también la llegada de la crisis económica a lo que se suman las razones demográficas. La sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones depende directamente de ello, es decir, del número de trabajadores activos por cada persona que recibe una pensión en España y de la proporción existente entre ambas cifras.

Según publicaba el portal Seguridad Social Activa sobre la solidaridad intergeneracional, en España hemos pasado de tener a finales de los sesenta una ratio de 4 trabajadores por cada pensionista a una ratio oficial de 2,26 según el informe de afiliación a la Seguridad Social del pasado marzo. A mayor abundamiento, de marzo a abril se ha producido un incremento de afiliados, registrando el informe de afiliación del pasado abril un aumento de 175.495 personas, lo que representa un 1,04% más respecto al mes anterior.

Así, de forma comparativa aumenta el dato de afiliación del pasado marzo que contaba con un total de 16.832.801 afiliados, a 17.008.296 en el mes de abril.

En las últimas décadas, la tasa de dependencia más baja se produjo en el año 1996 con una relación de tan sólo 2,06 afiliados por cada pensionista, mientras que la más alta tuvo lugar en diciembre de 2007 con 2,71 afiliados por pensionista.

Por su parte, en lo que se refiere al número de pensiones netas del sistema de clases pasivas, desde el 2011 se han ido produciendo aumentos, reflejando unas 5.317 pensiones más de media al año.

Los aumentos netos en pensiones del sistema referido son los siguientes: En el 2011: 7.120 pensiones; en el 2012: 3.879 pensiones; en el 2013: 6.562 pensiones y en el 2014: 3.679 pensiones. La nómina de las pensiones, calculada en el primer trimestre, también refleja una subida por años respondiendo a las siguientes cantidades desde el 2011. Así en 2011 la nómina de las pensiones se situaba en 2.479.691.735,72 €; en el 2012 en 2.513.211.911,34 €; en el 2013 en 2.598.230.977,99 €; en el 2014: 2.699.282.798,98 € y, por último, en el 2015 en 2.780.298.798,01 €. En definitiva desde el 2011 hasta el presente el aumento registrado supone 300.607.062, 29 €.

Sin embargo, la otra cara de la moneda manifiesta una clara tendencia a la baja del personal al servicio de la administración según la evolución de los efectivos de las Administraciones Públicas recogidos en el Boletín Estadístico. De esta manera, se aprecia cerca de 2.700.000 funcionarios en 2011 frente a los 2.551.000 existente en 2014. Ello implica, que en cuestión de tres años se ha producido un descenso de cerca de 150.000 funcionarios.

Tras la mencionada exposición de datos, resulta destacable que desde el año 2011 se haya ido produciendo un aumento progresivo tanto de las pensiones como de la nómina de las mismas, mientras que el número de personas al servicio de la administración, funcionarios, ha descendido considerablemente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies