Envejecimiento activo: fuerza, conocimiento y experiencia sénior

En Europa los mayores de 50 años (17,9 millones) duplican a los menores de 18 (8,7 millones). Según la última proyección demográfica del INE, en los próximos 40 años, en España habrá 7,1 millones menos de personas entre 16 y 66 años de edad y al mismo tiempo 6,8 millones más de personas mayores de 67.

El proceso de envejecimiento en nuestro país respecto del resto de países industrializados está marcado por tres factores principales. A ellos se refiere J. Ignacio Conde-Ruiz en Medidas para restaurar (o no) la sostenibilidad financiera de las pensiones“. Se trata de una mayor esperanza de vida, de tener una de las tasas de fecundidad más bajas, y un cierto retraso en el proceso de envejecimiento de España debido al baby-boom y al proceso inmigratorio.

Ante este contexto y la proyección futura, el envejecimiento activo es la palabra clave. ¿Cómo poner en valor a nuestros mayores? ¿Cómo favorecer la transferencia de sus conocimientos y experiencias? El 2012 fue el año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional. Y es que, La proporción de personas mayores crece más rápido que cualquier otro grupo de edad, por lo que para promover el envejecimiento activo, se plantea: Dar a las personas mayores la posibilidad de participar plenamente en la sociedad; fomentar sus oportunidades de empleo; permitirles contribuir activamente a través del voluntariado y de programas intergeneracionales y permitirles vivir con independencia adaptando la vivienda, las infraestructuras, la tecnología y el transporte.

Abundando en estas cuestiones, concretamente en la relativa a participar plenamente en sociedad y contribuir en actividades de voluntariado, el reciente Informe sobre mayores y voluntariado de la Unión Democrática de pensionistas (UDP), destaca entre sus conclusiones que la mayoría de las personas mayores (76,4%) consideran que las personas jubiladas no reciben suficiente información sobre las posibilidades de participar en proyectos de voluntariado.

Por otro lado, enlazando con el planteamiento de un envejecimiento activo que incluya fomentar las oportunidades de empleo, la Agencia Europea para Seguridad y la Salud en el Trabajo (SST), entre cuyos ámbito de trabajo se encuentra en envejecimiento y la SST, puso en marcha la Semana Europea sobre la salud y seguridad en el trabajo de los trabajadores de más edad: “Trabajos saludables en cada edad” para concienciar sobre la necesidad de garantizar unas condiciones en el trabajo seguras y saludables a lo largo de toda la vida.

Si bien es cierto que aún no se conocen muchas iniciativas que desde un punto de vista práctico, ponga en valor efectivamente las actividades desarrolladas por los mayores, resulta ejemplar en este sentido SECOT, una Asociación integrada por voluntarios que son seniors, profesionales, directivos y empresarios que habiendo finalizado su actividad laboral o que encontrándose en activo desean, con espíritu altruista, ofrecer su experiencia y conocimientos en gestión empresarial o académica a quienes lo necesitan.

Iniciativas como SECOT quienes prestan un apoyo tan relevante a los jóvenes emprendedores, representan un beneficio para toda la sociedad y son sin duda referencia en materia de envejecimiento activo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies