Envejecimiento activo en el siglo XXI

Los avances sociales y tecnológicos que han venido sucediéndose durante los últimos años han derivado en un aumento de la esperanza de vida que a su vez, ha planteado nuevos retos y oportunidades tanto a las personas mayores, como a la sociedad en su conjunto.

Con el fin de ahondar en esta cuestión, la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), en colaboración con el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), celebraron durante la mañana del 25 de noviembre la jornada “Los mayores del Siglo XXI”, en donde se analizó su situación desde un punto de vista tanto nacional, como a nivel europeo.

Durante la jornada se abordaron temas como la dependencia, una situación que tal y como explicó el sociólogo y experto en sistemas de dependencia en Europa, Miguel Montero Lange, es concebida de manera diferente en cada país. Así pues, Montero explicaba como en Polonia un 70% de sus habitantes prefieren que sean sus familiares los que les ofrezcan cuidados de larga duración, mientras que, en Dinamarca, el porcentaje se reduce a un 20%, debido a que en el país nórdico se tiende más a los cuidados profesionales. En cuanto a España, Montero señaló como actualmente la mayoría de los cuidados no profesionales son todavía llevados a cabo por mujeres. Una realidad que durante este mes quiso visualizar Cruz Roja mediante su campaña #Miraquiencuida.

El politólogo, sociólogo y licenciado en Ciencias de la Información, Ramón de Marcos Sanz, ponía fin a esta primera parte de la mañana, con una ponencia sobre jubilación activa, y la importancia que tiene en esta etapa realizar actividades como voluntariados, sociabilizar con la familia y amigos, o adoptar un estilo de vida saludable, entre otras propuestas.

Loa cuatro pilares del envejecimiento activo

“Participación, salud, formación y seguridad económica”. Mediante esta declaración, Jesús Norberto Fernández Muñoz, Jefe de Área de Envejecimiento Activo del IMSERSO, señalaba los cuatros pilares sobre los que se erige el envejecimiento activo. Durante su intervención, Fernández, también quiso señalar la importancia de anticiparse a los hechos, refiriéndose así a la necesidad de adoptar nuevas medidas ante los retos que plantea la jubilación de los baby boomers.

Eduardo Rodríguez Rovira, Vicepresidente de CEOMA y experto en economía y pensiones, fue el encargado de tratar lo referido a la seguridad económica, mediante su exposición sobre el sistema de pensiones español, en la que también aprovechó para hacer un llamamiento a poder seguir trabajando tras la jubilación. “Hay que eliminar la incompatibilidad que existe entre pensión y empleo”, señalaba.

El geriatra y Director Médico de Vitaliv, el Dr. Esteban Pérez Almeida, destacó la importancia que cobra la adopción de un estilo de vida saludable durante la vejez, apuntando que “la salud se tiene que basar en un trípode: nutrición, ejercicio y soledad”. Según lo expuesto por Pérez, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que en los próximos años el 70% de las enfermedades y muertes serán fruto de enfermedades no transmisibles. Entre sus propuestas para luchar contra ello destacaba volver a los platos de cuchara, huir del refinamiento y andar o nadar para luchar contra la sarcopenia. Pérez, también destacó como la soledad ha pasado a considerarse un factor de riesgo a la hora de sufrir determinadas enfermedades.

En cuanto a la formación, iniciativas como la expuesta por la Presidenta de la Confederación Nacional de Asociaciones y Federaciones de Alumnos y Exalumnos de los Programas Universitarios para Mayores (CAUMAS), Marina Troncoso Rodríguez, contribuyen a que estas personas puedan llevar un envejecimiento activo. Para Troncoso, la jubilación debe ser vista como una oportunidad para “hacer las cosas que no habíamos podido hacer antes, como por ejemplo estudiar aquello que siempre deseamos”, destacaba. Durante su intervención, Troncoso también aprovechó para alentar a los mayores a adaptarse a la era digital y romper así barreras.

El Director de la Confederación Estatal de Mayores activos CONFEMAC, Vicente Pérez Cano, finalizaba la mesa redonda, aludiendo a la importancia de la participación en esta etapa, pasando de un envejecimiento activo receptor a uno emisor. “Las personas una vez terminan la etapa laboral, no son solo útiles para recibir sino también para aportar”, destacaba.
La jornada concluía con la entrega del Premio “Mayores en Acción” al Padre Ángel García, fundador y Presidente de la ONG Mensajeros de la Paz. “Mayores del Siglo XXI”, logró convertirse en un espacio reflexivo en donde se transmitió lo mucho que puede aportar una persona tras su jubilación.

Más información: CEOMA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies