El futuro de las pensiones y su reflejo en los programas electorales

Se trata esta de una cuestión prioritaria por ser vertebradora del estado del bienestar en nuestro país.

El futuro de las pensiones se encuentra perfilado ya en los programas electorales de los diferentes partidos políticos. Si bien coinciden en la necesidad de recuperar el consenso sobre el sistema de pensiones que se recogía en el Pacto de Toledo hace 20 años, también respecto al modelo público y de reparto del sistema de pensiones, y mayoritariamente al ahorro privado como complemento de las pensiones públicas, cabe hacer un repaso general sobre los aspectos en los que difieren los distintos partidos y las cuestiones más destacadas respecto de los programas presentados.

1.- Partido Popular (PP). “Seguir Avanzando” 2016-2020

El PP dará continuidad a las medidas adoptadas en materia de pensiones, desvinculando la subida al IPC y manteniendo el Factor de Sostenibilidad y el Índice de revalorización que garantiza una revisión anual de las pensiones y una subida mínima del 0,25%. Su política apuesta singularmente por el fortalecimiento de las medidas relacionadas con el empleo y el ahorro familiar.

Entre sus propuestas cabe destacar:

  • Revisión de la forma de cálculo del IRPF cuando se rescaten planes de pensiones
  • Complemento a la pensión para madres
  • Prolongar voluntariamente la vida laboral más allá de la edad ordinaria de jubilación (así lo defiende también la Comisión Europea), revisando los incentivos para fomentar la permanencia de los trabajadores en activo
  • Mayor compatibilidad entre la percepción de la pensión y la percepción del salario por actividad laboral

2.- Partido Socialista Obrero Español (PSOE). “El cambio que une”

El PSOE es crítico con las medidas tomadas por el PP en los últimos cuatro años, por lo que quieren reforzar el marco constitucional del derecho a la Seguridad Social y derogar las medidas legales introducidas por el PP en esta materia.

Proponen en esta línea:

  • Mejorar los ingresos provenientes de cotizaciones sociales a través de la elevación gradual de la base máxima de cotización y de la mejora progresiva de las bases mínimas (vinculada al incremento del salario mínimo interprofesional -SMI-)
  • Crear de un impuesto finalista vinculado a la financiación de las pensiones
  • Reforzar el Fondo de Reserva a través de una mejora de su regulación
  • Incrementar las pensiones mínimas
  • Reconocer a todas las mujeres un “bonus” de dos años de cotización por cada hijo (nacido o adoptado) a efectos del cálculo de las pensiones
  • Incrementar la pensión de orfandad a través de una mejora de las prestaciones familiares
  • Incrementar la pensión de viudedad para mayores de 65 que no reciban otra pensión pública hasta alcanzar el 60%
  • Armonizar la edad de jubilación, el menos en la Eurozona

3.- Ciudadanos. “El nuevo proyecto común para España”

Las medidas apuntada por Ciudadanos se ven repartidas en el programa electoral destacando de manera singular el apoyo a las medidas de fomento de empleo.

Apuntan entre otras:

  • Impulsar medidas para acabar con la precariedad laboral eliminando los contratos temporales para las nuevas contrataciones
  • Introducir un Complemento Salarial Anual Garantizado
  • Flexibilizar la ampliación de la edad de jubilación (teniendo en cuenta las edades tempranas de incorporación al mercado de trabajo o los trabajos de fuerza física)
  • Revisar el Pacto de Todero y asegurar la sostenibilidad y transparencia del sistema

4.- Podemos. “Queremos, sabemos, podemos” Elecciones Generales 20 de diciembre

Podemos recoge en su programa, bajo el título, “un sistema de pensiones de calidad”, las siguientes medidas:

  • Jubilación a los 65 y lucha contra la pérdida del poder adquisitivo
  • Indexación de las pensiones al IPC
  • Compromiso de garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones con la introducción progresiva de la financiación por vía impositiva
  • Revisión progresiva de la supresión de los regímenes especiales de cotización para nuevas afiliaciones
  • Fomento de la previsión colectiva de carácter público frente a la individual
  • Aumento de las pensiones no contributivas de forma progresiva a lo largo de los 4 años
  • Eliminación del tope máximo a las cotizaciones de los salarios más altos
  • Derogación de las políticas impulsadas por el PP y PSOE en la materia

5.- Izquierda Unida (IU). “Por un Nuevo País”

Por su parte IU recoge la materia enlazando empleo y pensiones bajo el epígrafe “El Derecho al trabajo digno implica una protección social adecuada y unas pensiones dignas: Hay que revisar y mejorar el sistema de Seguridad Social”. En este sentido, entre sus propuestas en la materia, se encuentran las siguientes:

  • La derogación de la ley reguladora del Factor de sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social
  • Actualización de las pensiones conforme al IPC anual
  • Reducción de la edad de jubilación de manera decreciente, comenzando en lo inmediato por los 65 años
  • Fijación de un periodo máximo de 15 años para computar la cuantía de la pensión
  • Supresión del tope máximo a las cotizaciones, establecido en 2015 en 3.606 euros para acercarlas en proporcionalidad a las retribuciones realmente percibidas
  • Reconocer la pensión que corresponda a su cotización a las personas que hayan cotizado menos de 15 años
  • Reducir las ventajas fiscales de los planes de pensiones privados

6.- Unión, Progreso y Democracia (UPYD). “No te preguntes qué va a pasar, sino qué puedes hacer”

Finalmente UPyD se refiere también a las pensiones desde la percepción de la necesidad de una reforma de las mismas, apuntando como medidas prioritarias las siguientes:

  • Cambiar el modelo actual de cómputo sobre los “últimos años” por el de “mejores años” de países de nuestro entorno.
  • Regular de forma flexible la edad de jubilación, incentivando adecuadamente la prolongación voluntaria de la vida laboral.
  • Reforma integral de la Seguridad Social
  • Culminar la separación de las fuentes de financiación de la Seguridad Social, y garantizar que todas las prestaciones no contributivas sean financiadas mediante impuestos
  • Suprimir cualquier privilegio en las pensiones de los parlamentarios
  • Evitar cualquier doble imposición sobre las pensiones extranjeras de los emigrantes retornados
  • Modificar la Ley General de la Seguridad Social para permitir el reconocimiento de la incapacidad permanente absoluta o gran invalidez de las personas discapacitadas en cualquier momento de su vida

Para concluir, hay que destacar que en cualquier caso, las pensiones se van a pagar siempre, pues así está reconocido en nuestra Constitución Española en el capítulo relativo a los principios rectores de la política social y económica:

Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad. Asimismo, y con independencia de las obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio. (Art. 50)

Cuestión distinta es su sostenibilidad en el tiempo respecto de la cuantía a percibir pues según las previsiones, en unos 15 años, España contará con más pensionistas que cotizantes a la Seguridad Social.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies