El Consejo de Ministros aprueba el nuevo complemento de maternidad y paternidad de las pensiones, que ayudará a reducir la brecha de género

La Seguridad Social sigue acogiendo nuevas medidas por las que proceder a la reestructuración del sistema y garantizar la sostenibilidad del modelo público de pensiones. Entre las deficiencias detectadas hasta el momento, reducir la brecha de género en las nóminas de las pensionistas se ha planteado como una de las principales reformas a llevar a cabo. Bajo este propósito, y ante el incremento de sentencias favorables a que el complemento de maternidad sea reconocido en las pensiones de los varones que lo solicitan, tras considerar el Tribunal de Justicia de la Unión Europea que el artículo 60 de la Ley General de la Seguridad Social incurría en una discriminación por razón de sexo hacia los hombres, el Consejo de Ministros del 2 de febrero aprobaba un Real Decreto-ley, por el que entre otras cuestiones, se procede a la formulación de un nuevo complemento más ecuánime con ambos sexos. En concreto, según lo expuesto por el Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, la nueva norma pretende lograr una disminución de la brecha de género, que actualmente se situaría en un 30%.

La aprobación del Real Decreto-ley 3/2021, de 2 de febrero, por el que se adoptan medidas para la reducción de la brecha de género y otras materias en los ámbitos de la Seguridad Social y económico, procede a la modificación de los textos refundidos de la Ley General de la Seguridad Social y de la Ley de Clases Pasivas del Estado, afectando en este último caso a su disposición adicional decimoctava. Entre las novedades que integra la norma, destaca la posibilidad de que el complemento pueda ser percibido por el padre, un derecho que hasta el momento solo era reconocido a las mujeres. No obstante, se puntualiza que, si bien los hombres con un hijo biológico o adoptivo podrán ser perceptores de la prestación, esta solo les será concedida en el caso de que sus carreras de cotización se hayan visto más damnificadas. Para aquellos casos en los que no se pueda constatar tal perjuicio, el complemento irá en beneficio de la madre, quien, según lo apuntado por Escrivá, en un 98% de los casos es la que más ve afectada su carrera laboral tras el nacimiento o adopción del primer hijo. En lo referido a progenitores de un mismo sexo, el complemento será distinguido a aquella persona con una pensión menor.

Más de 30.000 beneficiarias en un solo año

Con respecto al número de hijos necesario para poder disponer de este plus en las prestaciones públicas, el Real Decreto-ley 3/2021 establece que sea a partir del primer hijo y no del segundo, tal y como se venía realizando, cuando se permita al padre o la madre acceder al complemento. El importe de la cuantía será de unos 378 euros anuales por hijo, que dejarán de reconocerse a partir del cuarto descendiente. En el caso de aquellas personas que hayan tenido dos hijos la pensión media se verá incrementada en un 6% (a diferencia del 5% que contemplaba la anterior norma), mientras que las pensiones más bajas llegarán a experimentar una subida del 8%, en base a lo señalado por el Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, quien también pronosticaba que solo durante este año la medida favorecerá a más de 30.000 mujeres. Además de la jubilación ordinaria, el importe podrá ser reconocido en otras modalidades de pensión contributiva como la de viudedad, jubilación anticipada voluntaria (anteriormente no distinguida) o la de incapacidad permanente, exceptuando a la jubilación parcial.

La norma, que ya estaría en vigor tras su publicación en el BOE, pretende mantenerse vigente hasta que la brecha de género en las pensiones se sitúe por debajo del umbral del 5%.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies