El Círculo de empresarios da a conocer su análisis sobre los Presupuestos 2016

El pasado 3 de septiembre el Círculo de Empresarios, asociación no lucrativa de ámbito nacional, integrada por las principales personalidades que representan a las empresas que operan en España, presentaba de mano de su Vicepresidente, Josep Piqué, un análisis sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 bajo el título: “PGE 2016: Posibles, pero necesitamos más reformas para afianzar el crecimiento”.

El documento presentado propone un conjunto de reformas que generarían más crecimiento, más empleo y más bienestar social. Se trata de “Ideas para crecer” que buscan que España siga siendo un país generador de crecimiento, bienestar social y empleo, y que se encuentre entre los países más competitivos del mundo. El análisis general vertido por el Círculo de Empresarios en conexión con necesidades para el crecimiento de España fueron definidos como “posibles y correctos” ya que se ajustan a la realidad de la economía española, aunque se echa en falta algo más de ambición en las reformas. En este sentido, los PGE “demuestran escasa ambición en acelerar y alcanzar la consolidación fiscal, al confiar el ajuste del déficit al aumento de la recaudación coyuntural y a la caída de los gastos financieros y del pago de prestaciones de desempleo”.

Entre las diferentes medidas apuntadas para fomentar el crecimiento, destacan entre otras: Incrementar el superávit primario previsto y frenar el crecimiento de la deuda pública; incluir reformas de las Administraciones Públicas; profundizar en la reforma fiscal; favorecer las reformas estructurales en el sistema de pensiones; impulsar reformas en el mercado laboral; también en el ámbito educativo o favorecer la financiación.

Cabría referirnos singularmente, de entre las apuntadas, a las reformas en el sistema de pensiones derivadas de la preocupante evolución del Fondo de Reserva, que según defiende el análisis, al ritmo actual quedaría agotado en 2019. En este sentido, los empresarios reclaman un cambio “progresivo” de modelo hacia uno “mixto” basado en tres soportes: reparto, capitalización obligatoria y capitalización voluntaria. También a las reformas para la mejora en la educación y concienciación fiscal de los contribuyentes.

Además, el Círculo de empresarios planteó de entre las reformas de las Administraciones Públicas, la reformulación del modelo de remuneración de los empleados públicos, asimilándolo al sector privado. Este último punto ha despertado la crítica de los sindicatos quienes acusan a los empresarios de ensañarse con los funcionarios y azuzar a la opinión pública y al Gobierno con los sueldos públicos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies