CSIF reclama implantar un sistema de ‘teletrabajo’ en la Administración

Una jornada laboral son 8 horas dentro de una misma oficina, sentado en la misma silla, delante del mismo ordenador dónde se realizan las labores diarias. Si tienes suerte y vives cerca de tu puesto de trabajo, no inviertes más de una hora en ir. Pero si tu trabajo está lejos puedes llegar a aumentar la jornada hasta 10 horas fuera de casa.

Pasar tantas horas en el trabajo es incompatible con la conciliación. Dedicamos prácticamente la mitad útil de nuestro día a trabajar. Por eso, esta semana la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) junto con la Comisión Nacional para la Racionalización de Horarios en España (Arhoe), han propuesto al Ministerio de Política Territorial y Función Pública implantar el sistema de teletrabajo en la Administración para favorecer la conciliación.

Según el Acuerdo Marco Europeo sobre Teletrabajo, las condiciones de empleo de los trabajadores serían las mismas en el caso de optar por el teletrabajo; “se benefician de los mismos derechos, garantizados por la legislación y los convenios colectivos aplicables que los trabajadores comparables que trabajan en los locales de la empresa”.

El sindicato propone un régimen laboral de teletrabajo mixto (teletrabajar 3 o 4 días), voluntario, con un listado de puestos y empleos públicos prioritarios, con control horario y de la productividad. CSIF y Arhoe entienden que el teletrabajo tiene que estar regulado. José Luis Casero, presidente de Arhoe, advirtió en rueda de prensa que esta medida “puede convertirse en un inconveniente si no está regulado de forma pactada haciendo que la jornada se extienda en tiempos y espacios insospechados”.

Entre los beneficios de esta propuesta, CSIF afirma que favorece:
– la conciliación
– el desarrollo sostenible
– la integración de personas con discapacidad
– a trabajadores con mayor edad
– reducción de costes para la organización y aumenta la productividad
– la prevención del absentismo laboral
– la movilidad de víctimas de violencia de género
– la prevención de los accidentes in itinere
– la racionalización de horario, ahorro de tiempo
– la prevención de la violencia en el trabajo
– el retorno progresivo al trabajo tras un proceso de enfermedad grave
– la prevención contra el acoso laboral y sexual
– la autonomía, independencia y motivación

El pasado mes de julio CSIF realizó una encuesta a 8.400 empleados públicos del conjunto de las administraciones públicas. En esta se les preguntó acerca de si se acogerían al régimen propuesto de teletrabajo. El 85% afirma que sí se acogería y el 95% cree que es una herramienta útil para el fomento de la conciliación.
Ahora, es necesario esperar hasta primeros de octubre para saber qué pasa con esta medida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies