Aplazadas las mejoras para la pensión de viudedad

Un año más se incumple la promesa recogida legalmente en 2012 sobre la mejora progresiva de las pensiones para mayores de 65 años que no perciban otra pensión pública. El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 no especifica por cuánto tiempo se continuará dilatando la aplicación de la medida.

“… Tal y como recomienda el Pacto de Toledo se incrementa el porcentaje de la base reguladora del actual 52% al 60 % de forma gradual en ocho años a partir del 1 de enero de 2012 que se utiliza para calcular la pensión de viudedad…”

Con este redactado preveía la Ley 27/2011 de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social, el incremento de las pensiones de viudedad basada en la aplicación de un coeficiente progresivo y homogéneo durante 8 años a contar desde el primero de enero de 2012. De esta forma como recoge la recomendación trece del Pacto de Toledo se vería ampliado el porcentaje de la base reguladora, del 52 % al 60 % de forma gradual.

Para ello el beneficiario debía de cumplir ciertos requisitos, entre los que se encuentran tener 65 o más años, no tener derecho a una pensión pública, no percibir ingresos derivados de la realización de un trabajo y que los rendimientos percibidos no superen, en cómputo anual, el límite de ingresos que esté establecido en cada momento para ser beneficiario de la pensión mínima de viudedad. Cada año se establecen los máximos y mínimos a través de los presupuestos generales del Estado.

España cuenta con más de dos millones de viudos y viudas. La Seguridad Social abona mensualmente la pensión de viudedad a sus beneficiarios aplicando un porcentaje de 52% de la base reguladora o el 70% cuando esta es la única o principal fuente de ingresos. En el caso del régimen de las clases pasivas la cuantía es el 50% de la base reguladora.

Pensiones en los Presupuestos Generales del Estado 2015

El Capítulo IV del Libro amarillo (presentación del proyecto de PGE 2015) recoge la «Revalorización y modificación de los valores de las pensiones públicas», estableciendo que las pensiones contributivas abonadas por el sistema de la Seguridad Social así como las de Clases Pasivas, se revalorizarán en el año 2015 un 0,25%. Asimismo se determinan las pensiones que no se revalorizan y la limitación del importe de la revalorización de las mismas.

El gasto presupuestado en 2015 para la política de pensiones asciende a más de 131.000 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 3,3 % respecto a 2014.
La cuantía presupuestada en los programas del régimen de Clases Pasivas del Estado que se destina al pago de prestaciones alcanza un volumen de 12.970,00 millones de euros, lo que representa un 9,8% del total del gasto presupuestado para pensiones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies